Anuncios

Cómo crear un programa de fidelización desde un pequeño comercio

18 septiembre 2009 en 10:00 AM | Publicado en Esquemas de recompensa, Fidelización a examen, Voodou | 3 comentarios

Como muchos otros, llevo años cortándome el pelo en la misma peluquería, aunque he de reconocer que no me costaría cambiar si abrieran un establecimiento competidor a la misma distancia de el actual. Es decir, muestro una fidelidad pasiva, de inercia.

Y lo cierto es que no se han ganado mi fidelidad activa. Cuando llego recuerdan mi nombre, pero nada más. Todavía me preguntan cómo quiero el corte, y me siguen intentando colocar el mismo champú caro sin éxito. Nunca me avisan si alguien anula su cita por si me viene bien adelantar la mía. Y no tengo ningún privilegio respecto a cualquier cliente ocasional que está de paso. En fin, lo habitual.

Mr Spenser-Shaw, una pequeña cadena de peluquerías de Plymouth en el sudoeste de Inglaterra, ha decidido demostrar que los programas de fidelización pueden ser un arma competitiva eficaz para plantar cara a la crisis que afecta especialmente a los pequeños comercios.

A partir de éste mes, premiará a sus clientes con puntos cada vez que acudan a cortarse el pelo, compren productos o lleven a sus amigos al local. Además, los clientes del programa podrán realizar reservas on-line y recibir mensajes de texto en el móvil para recordar sus citas.

Por su parte, los salones de peluquería Voodou en Liverpool acaban de lanzar un programa llamado “Disciple Loyalty”. Tiene ya más de 4.000 socios que son premiados por su lealtad por medio de ofertas, fiestas y eventos en toda la ciudad. También reciben descuentos y promociones de otras compañías como TM Lewin, Revolution, Greens Health Club, YO Sushi!, Gusto y Resurrection. Además, a la octava visita el socio recibe un corte de pelo gratuito.

Como ves, nada del otro mundo, pero se trata de las primeras cadenas de peluquerías que tiene un esquema de este tipo, con lo que se espera que tenga una acogida muy positiva. Desde luego, se trata de una iniciativa barata, principalmente online, y que puede contribuir a capear el temporal con la ayuda de sus actuales clientes.

Todo el mundo coincide en que es el momento de pensar seriamente en la fidelización de clientes, pero pocas pymes se atreven a poner en marcha iniciativas de este tipo. Muy pronto veremos que este tipo de programas proliferan. Y cuando esto suceda, los primeros tendrán una ventaja competitiva muy importante.

Anuncios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: